“La Argentina siempre manifestó interés por la compra de la vacuna”, fue la terminante frase con la que Carla VIzzotti dejó saldada el intento de operación mediática llevado a cabo por parte de la oposición, al mismo tiempo solicitaron a Santiago Cornejo, responsable para la región del mecanismo de la Organización Mundial de la Salud, que aclarara sus declaraciones. Fue el mismísimo Cornejo, mediante una carta dirigida a la propia Vizzotti, para pedir disculpas por la confusión de términos que devino en el aprovechamiento por parte del conglomerado conservador para una difusión inusitada de un mínimo lote que involucraba 180.000 dosis del laboratorio Pfizer, frente a los 3 millones de dosis de Astra Zeneca ya recibidas.

La razón de la no recepción de dosis del laboratorio, se explica por las condiciones leoninas impuestas por este y que fueron calificadas por el Presidente Alberto Fernández como inaceptables para la legislación argentina, que se vieron reflejadas en el comunicado distribuido por el Ministerio de Salud «Los motivos por los cuales no se alcanzó un acuerdo con Pfizer en el marco del mecanismo son los mismos que explican la imposibilidad de alcanzar un acuerdo bilateral directo en relación a las exigencias del proveedor vinculadas con el supuesto de negligencia como excepción a la indemnidad».

El propio titular de COVAX latinoamérica (y generador del malentendido aprovechado por la oposición), Santiago Cornejo, aclaró que “estamos subiendo a nuestra página web aclarando que la Argentina tenía interés en recibir las vacunas Pfizer, a través del mecanismo COVAX, pero como no acordó en los términos de indemnización y responsabilidad del fabricante no pudo continuar con la ventana de COVAX”.

“Fue una gran sorpresa la repercusión de mis dichos y no pude responder antes porque ocurrió en mi madrugada. Lamento el foco que se está haciendo de mis comentarios en un encuentro privado sobre el mecanismo COVAX y continuamos trabajando conjuntamente para que la Argentina y el mundo entero reciba vacunas de COVID”.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorLa Comisión del revés
Artículo siguienteAlberto Fernández ya comenzó las acciones legales contra Bullrich