Buscando sostener el consumo y contribuir a la recuperación del poder adquisitivo del salario, el presidente Alberto Fernández anunció hoy que los trabajadores y trabajadoras que componen la Administración Pública Nacional (APN) recibirán un bono especial de fin de año por valor de de 20.000 pesos, que se abonará con el salario correspondiente al mes de diciembre.

El bono a estatales se compondrá de una suma fija no remunerativa, no bonificable, extraordinaria y que, abonada por única vez, engrosará los ingresos de un universo de 350.525 de agentes dependientes de las jurisdicciones y organismos del Poder Ejecutivo Nacional, cuyo impacto concreto en las cuentas públicas asciende a 8.763 millones de pesos.

El anuncio, que se suma a la retribución de 8.000 pesos para jubilados y pensionados anunciada hace días, se realizó tras un encuentro en la Quinta Presidencial de Olivos, reunión que encabezada por el presidente Alberto Fernández contó también con la presencia del jefe de Gabinete de ministros de la Nación, Juan Manzur, el titular de la cartera de Trabajo, Claudio Moroni, el líder de UPCN, Andrés Rodríguez y el secretario general de ATE Nacional, Hugo “Cachorro” Godoy.

El presidente Fernández consideró que el bono “Es una medida más para recomponer los ingresos de los estatales” y agregó que “cumplimos con nuestro compromiso de que en 2021 los salarios le ganen a la inflación”.

La decisión oficial pretende responder y compensar la caída sostenida registraron los ingresos de los trabajadores del sector público entre 2018 y 2019, deterioro cercano al 38%, un porcentaje mayor al de la merma que sufrieron los salarios del ámbito privado formal durante el mismo período.

El pago alcanzará al personal civil, cerca de 153.000 trabajadores de ministerios y organismos descentralizados o desconcentrados, tanto en planta permanente como contratados en designación transitoria y también a los casi 197.000 efectivos pertenecientes a las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

La medida también abarca al personal que al mes de noviembre de 2021 realizaba una jornada laboral inferior a la prevista para su cargo. En ese caso, percibirá la suma fija no remunerativa no bonificable extraordinaria en forma proporcional a la prestación de servicios efectivamente realizada.

En tanto están excluidos del pago las autoridades superiores y equivalentes, al igual que las trabajadoras y trabajadores de las empresas públicas o de mayoría accionaria estatal, de la banca pública nacional y de las universidades nacionales.

Hugo “Cachorro” Godoy valoró el encuentro con el presidente que sirvió para “reafirmar el camino de la recuperación salarial de los trabajadores y trabajadoras estatales”. “No solamente por el bono sino por la perspectiva de la continuidad paritaria”, aclaró.

En ese sentido, indicó que se ratificó la paritaria “como instrumento fundamental en el Estado Nacional”, así como “la necesidad de que se materialice en todas las provincias y municipios”.

Otro de los temas abordados fue la inflación y la necesidad de ponerle un límite. “Le insistimos al presidente en la necesidad de frenar la actitud especulativa de las grandes empresas transnacionales que trasladan los precios internacionales al mercado interno, así como de sostener por parte del gobierno nacional una actitud activa y fuerte para ponerle límite a la actitud de los formadores de precios en Argentina”.

El titular de ATE agregó que durante la reunión se puso sobre la mesa la importancia fundamental de alentar la vacunación “como arma principal para enfrentar la pandemia y poder sostener el camino de reactivación económica y social en la que estamos”.

La determinación adoptada por el gobierno nacional genera quizá cierta presión sobre el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien por estas horas también analiza la posibilidad de anunciar una compensación salarial para los empleados públicos bonaerenses.

De hecho, los estatales bonaerenses nucleados en ATE solicitaron formalmente al Ministerio de Trabajo provincial, una gratificación salarial de similares características a la anunciada hoy por el presidente en Olivos.

Vale destacar que la administración distrital que lidera Kicillof confirmó que pagará un adicional de 8.000 pesos, a aquellos jubilados y pensionados que perciben el haber mínimo como así también a quienes perciben pensiones sociales no contributivas, a los beneficiarios de programas sociales y un refuerzo de 3000 pesos por niño o adolescente a cargo, que recibirán las instituciones sociales que trabajan con el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad y el Organismo Provincial de la Niñez y Adolescencia beneficios que impactarán sobre los ingresos de unas 176.500 personas.

Walter Darío Valdéz Lettieri

Puede leer su blog aquí

Comentar con facebooks
Artículo anteriorEs récord la exportación de vinos argentinos fraccionados
Artículo siguiente40.000 empleos más que en el macrismo