Alberto Fernández anunció el pago de un bono de $5000 por única vez, para aquellos jubilados que cobren hasta dos haberes mínimos. La medida se comunicó en Temperley, Lomas de Zamora, permitirá que los jubilados cobren un mínimo de 28065 pesos de mínima, un 47% más que en diciembre de 2020 y 100% más que en diciembre de 2019 y alcanza a 6 millones de pasivos, un 83% del sector.

Estas sumas, que recomponen los magros haberes de los jubilados, tras el cambio en la ley que promovió el macrismo y, sumados a los medicamentos entregados en forma gratuita por PAMI, permiten un ahorro del 20% en los ingresos de la clase pasiva. Otra de las medidas que beneficia a este grupo es que el no descuento de ganancias sobre las jubilaciones por la suba del mínimo no imponible.

El Presidente recordó frente al grupo de jubilados que acompañaron el acto “Muchos me criticaron cuando dije que entre bancos y jubilados elegía a los jubilados, y entre salud y economía elegía salud, porque elegía la vida antes que la muerte, y no me arrepiento porque voy a luchar todos los días para que vivan con más salud y vivan bien”. La medida va en ese sentido y podrá verse en toda su magnitud cuando, en septiembre, la nueva fórmula muestre el aumento por el crecimiento laboral que permitirá a los jubilados comenzar a desandar el camino que dejó el macrismo.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorUna reparación de amor
Artículo siguienteSe encontró parte del armamento que Macri envió a Bolivia para el Golpe de Estado