Paulo Jerónimo de Sousa, presidente de la Asociación Brasileña de Prensa (ABP) acusa al Presidente de Brail, Jair Bolsonaro de “poner en riesgo la vida de los periodistas” que atendieron la ronda de prensa al momento de anunciar el resultado positivo para COVID-19 y presentará una demanda ante la Corte Suprema por considerar que el presidente violó al menos dos artículos del Código Penal del vecino país.

El representante de la prensa además expresó en un comunicado que «A pesar de saber que estaba infectado con la Covid-19, el presidente Jair Bolsonaro continúa actuando de forma criminal y poniendo en riesgo la vida de otras personas». También agregó que «rompió el aislamiento recomendado por los médicos» y «recibió periodistas de medios de comunicación que considera afines» para «informarles personalmente». También de Souza reclamó: “No es posible que el país asista sin reacción a sucesivos comportamientos que van más allá de la irresponsabilidad y configuran claros delitos contra la salud pública”. Estos comportamientos del presidente configurarían violaciones del artículo 131

Para la asociación periodística, la actitud del mandatario infringió el artículo 131 del Código Penal brasileño que castiga “transmitir a otros una enfermedad grave de la que se está infectado» o «un acto capaz de producir el contagio», bajo pena de uno a cuatro años de cárcel y multa. La asociación también considera a la conducta del mandatario como violatoria del código penal en su artículo 132, que pena el «exponer la vida o la salud de otros a un peligro directo e inminente».

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorSe cierra el círculo sobre el espionaje ilegal macrista
Artículo siguienteLa Pampa o el espejo de un país normal