Ante el show mediático que intentó proponer Pablo Lanusse, abogado del político de derecha, Mauricio Macri, para evitar la comparecencia de su defendido en la causa que, presuntamente, lo ubica como receptor y usuario del producto del espionaje ilegal a los familiares de los submarinistas del ARA San Juan, El Juez Federal de Dolores, Martín Bava, que entiende en la causa, rechazó la recusación fijó nueva fecha para la indagatoria para el próximo jueves, 28 de octubre.

La nueva fecha de indagatoria es la tercera cita que Bava fija para que el ex Presidente se presente a responder sobre su participación y responsabilidad en los hechos sucedidos tras el hundimiento, en circunstancias sospechosas, del submarino ARA San Juan en el que perdieron la vida 44 marinos. La denuncia radicada por la Interventora de la AFI, Cristina Caamaño, entregó pruebas del espionaje ilegal llevado a cabo sobre los familiares de los submarinistas fallecidos. En esta documentación encontrada, por casualidad, mientras se investigaba otro hecho delictivo (el espionaje y extorsión a empresarios, en el que el Fiscal Stornelli y el operador de Clarín, Daniel Santoro se encuentran involucrados junto a una decena de espías e la AFI), aportó evidencia del espionaje directo, con infiltración incluida, a las familias de los fallecidos. Macri deberá comparecer en el Juzgado de Dolores a las 12 del mediodía del 28, tras no presentarse en las dos ocasiones anteriores: la primera por no hallarse en el país y la segunda porque no tuvo deseos de hacerlo.

En su escrito en el que rechaza el pedido de recusación realizado por Lanusse, Bava explica que su persona no se encuentra comprendido bajo “ninguna de las causales de recusación establecidas en el ordenamiento procesal y que las invocadas por el nombrado son manifiestamente improcedentes”, a la vez que aclaró (por si quedaba alguna duda que “No tengo amistad, enemistad ni prejuicio de ningún tipo, objetivo ni subjetivo con los imputados ni con los querellantes. Tampoco los tengo con relación al objeto que es materia de estudio. Mucho menos, como alude el inciso en el que funda su pretensión el defensor, manifesté opinión extrajudicialmente sobre el proceso a persona alguna”.

La imputación al dirigente conservador incluye el haber “ordenado y posibilitado la realización sistemática de tareas de inteligencia expresamente prohibidas por la Ley 25.520 y sus modificatorias (…) Entre esas tareas de espionaje prohibidas por ley, se le imputa haber ordenado y posibilitado la realización de numerosas de ellas con el propósito de obtener datos personales e información de los familiares y allegados de los tripulantes del submarino ARA San Juan”. Por las pruebas suministradas por la Agencia Federal de Inteligencia y los relatos de las indagatorias previas, el juez entiende que Macri sería el destinatario de “la obtención de información, producción de inteligencia y almacenamiento de datos sobre personas, por su opinión política o su pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias y de derechos humanos”, por lo que la situación de Macri, se agravaría notablemente si no concurre por tercera vez al llamado de la Justicia.

Rodrigo Mas
Editor de Argentina Informada

Comentar con facebooks
Artículo anterior#LosEnemigosDelPueblo
Artículo siguienteFeletti retrotrajo los precios y los fijó hasta enero