EL Tribunal Contencioso Electoral de Ecuador hizo lugar al reclamo de la Internacional Progresista interpuesta por Manuel Castilla Fassio, del Movimiento Compromiso Social por la Revolución Ciudadana, para poder participar de las elecciones que determinarán al sucesor de Lenin Moreno. 

El tribunal dejó sin efecto la decisión de rechazar la participación de la agrupación liderada por el ex presidente Rafael Correa, ante los innumerables pedidos de organismos nacionales e internacionales que determinaron que la proscripción de la agrupación era “el colapso de la democracia en Ecuador” como condenó la Internacional Progresista. 

Días atrás, miembros de la Internacional Progresista, como la Ministra Elizabeth Gómez Alcorta, la embajadora Alicia Castro, el Vicepresidente depuesto de Bolivia, Álvaro García Linera y el Profesor Yanis Varoufakis, entre otros, exigieron al Alto Comisionado de las Naciones Unidas, presidido por Michelle Bachelet, medidas urgentes para salvaguardar la democracia en el Ecuador. Las mismas parecen haber sido escuchadas, porque la medida revierte parte de lo actuado, dentro del marco del “Lawfare” que se vive en el país y en la región hacia los movimientos populares, dónde el Ex vicepresidente Jorge Glass, fue encarcelado ilegalmente y, Rafael Correa, recibió una condena, sin pruebas, y tiene pedido de captura internacional, bajo el régimen conservador de Lenin Moreno.

Rodrigo Mas

Comentar con facebooks
Artículo anterior60 demorados en fiesta clandestina: cuando la estupidez tiene un costo
Artículo siguienteCarlos Raimundi: “Hoy la derecha busca el caos”