La violencia desatada por el líder del PRO en tierras del primer pueblo patrio, no dejaron lugar para la cobertura de la mayor inversión extranjera en los últimos veinte años. El ataque a la prensa y al Juez de la causa realizado por Mauricio Macri, copó toda la cobertura de las noticias vernáculas.

La llegada a Dolores de Macri contó con más cobertura periodística que con asistentes que fueron a apoyar a Macri, los pocos adláteres que acompañaron al dirigente conservador fueron los de su más íntimo círculo. La figurita que cambió fue la de la Presidenta de la agrupación de derecha, Patricia Bullrich cuya ausencia fue reemplazada por la retirada (¿?) de la política, Gabriela Michetti, que hizo las delicias de los asistentes para cubrir el evento al defender a Macri expresando que era imposible que Macri tuviera tiempo para espiar porque ella estaba con el trabajando “hasta la medianoche”. 

La bajada del auto que trasladaba al ex presidente desde Buenos Aires, fue el momento en el que sucedió el primer acto de violencia del líder conservador al tomar el micrófono del canal de Noticias C5N, que se encontraba a una distancia importante en altura, manejado por el cronista Nicolás Munafó, lo sacó del soporte, lo exhibió como trofeo y luego lo arrojó al piso en el que fue pateado por sus custodios hasta terminar en el cordón de la vereda, arruinado por el agua. La acción que fuera captada por todos los medios, tuvo la urgencia de la innecesaria entrada de Macri al Palacio Municipal de Dolores, dónde lo esperaban sus acólitos y el dueño de casa, Camilo Etchevarren, que popularizó la frase que fungió como burla toda la pasada semana “Mauricio no se toca”. Al ser denunciado el acto de violencia, los medios hegemónicos dejaron de repetir en “loop” la entrada de Macri para pasar a otros temas y no volver a repetir el hecho vergonzante por el resto del día. A partir de ese momento, las imágenes de la cobertura, pasaron a ser exclusivamente en vivo.

La siguiente escala del tour de violencia de Macri, se suscitó cuando el cronista de C5N, Lautaro Maislín, fue insultado por Macri tras cuestionarle la tardanza a su presentación al juzgado (Macri estaba citado a las 12hs), con un lacónico “¡Qué rompebolas!” fue el colorario del siguiente round entre el violento dirigente y la prensa.

El tercer momento de furia, pudo ser reconstruido por personas que asistieron al momento en el que, Macri le dijo al Juez en forma burlona “Lo que le voy a decir primero es que usted sabe que debería haber suspendido la audiencia por todas las cosas que están en curso. Pero queda claro que usted está muy apurado para procesarme antes del 14, con lo cual yo no le quiero demorar más el tiempo. Voy a consignar un escrito, no voy a contestar preguntas, así usted puede seguir con las formalidades” y después de ser preguntado si quería responder preguntas de la fiscalía continuó con su burla: “no quiero demorarlo, a ver si no llega antes del 14”. Y acto seguido su abogado, que cada día se asemeja más en su comportamiento a Hernán Lombardi, Pablo Lanusse, le entregó el escrito en el que arguye que “Jamás ordené ni posibilité la realización sistemática de tareas de inteligencia expresamente prohibidas por la ley 25.520 y sus modificatorias. Jamás espié ni ordené espiar a nadie. Jamás recibí ni utilicé información de inteligencia alguna respecto de los familiares del ARA San Juan ni de ningún buque pesquero”, por lo que el pedido de ser relevado del Secreto de Inteligencia fue una maniobra dilatoria para no llegar procesado antes de las elecciones del 14 de noviembre.

La salida de Macri se dio a toda velocidad, superando el máximo permitido en las calles del pueblo de Dolores para llegar a una Quinta a la que ingresó agachado para que la prensa no pudiera detectarlo cuando el escándalo de la violenta acción ya era el tema de la tarde. La entrada a la Quinta “Los Abrojos” fue franqueada para que, los operadores mediáticos Laura Di Marco y Jonatan Viale, pudieran hacer una suerte de “control de daños” en una nota grabada que se emitió en el canal que cada día despeja más dudas sobre la propiedad accionaria por parte de Mauricio Macri. Las escenas vistas en La Nación + mostraron un falso momento de pedido de respuestas ante el hecho antes de proseguir con la genuflexión acostumbrada desde las pantallas de ese medio. En el medio quedó el tweet en el que Macri se disculpaba con el micrófono y no con los trabajadores de prensa a los que agredió por “haber terminado en el agua”, frase que, algunos familiares de los submarinistas desaparecidos, tomaron como una macabra burla a sus seres queridos.

La situación de Macri deberá resolverse después del 12 de Noviembre, fecha en la que la Cámara Federal, aceptó revisar el planteo de Macri para la recusación del juez Martín Bava. Por lo que de una u otra forma, Mauricio Macri logró su objetivo de no llegar procesado a las elecciones de noviembre. Mientras tanto la querella denunció la “mala fe” con la que el dirigente conservador se ha manejado hasta el momento presentando maniobras dilatorias y “chicanas” para evitar rendir cuentas ante la Justicia. 

Macri fue llamado a indagatoria después que las declaraciones de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, ex directivos de la AFI macrista, ante el juez, dieran claros indicios que Macri fue el receptor y último usuario del producto del espionaje ilegal. Por ahora todo quedará en manos de la Cámara, que utilizará los tiempos políticos para expresarse al respecto. Mientras tanto, los representantes de la querella coinciden en que la conducta de Mauricio Macri es reprochable en todos los aspectos que atañen al expediente. 

Walter Darío Valdéz Lettieri

Puede leer su blog aquí

Comentar con facebooks
Artículo anteriorDesbarataron la banda de abuso infantil y detuvieron a 13 victimarios
Artículo siguienteLa Vicepresidenta “se encuentra en buen estado de salud”