Con el arribo de un nuevo cargamento de Sinopharm, Argentina alcanza las 50 millones de vacunas recibidas desde Diciembre de 2020. El vuelo que arribó ayer a Ezeiza, transportaba 804800 dosis del desarrollo del gigante farmacéutico asiático, que forma parte de un acuerdo por 24 millones de dosis que comenzaron a llegar en Julio y culminarán en Septiembre.

Argentina intentará poder superar la marca del 65% de los mayores de 50 con el esquema completo de vacunación tras ya haber superado la meta del 60% propuesta por el Ministerio de Salud de la Nación para este mes: el desafío es “el objetivo de alcanzar las 7 millones de dosis de segundas dosis durante este mes», aseguró la Ministra Carla Vizzotti y redoblando la apuesta confió que “tenemos el objetivo también que, durante esta semana, se distribuyan desde el Ministerio de Salud de la Nación más de 4 millones y medio de dosis para seguir iniciando esquemas, seguir mejorando las coberturas y seguir completando esquemas y seguir disminuyendo los casos, las internaciones en terapia intensiva y los fallecimientos”.

En la pista de aterrizaje, la titular de la cartera de Salud expresó a los medios “Llegamos a superar los 50 millones de dosis recibidas en la Argentina con un trabajo enorme de Nación, provincia y municipios, aplicando ya más de 27 millones y media de primeras dosis (casi llegando a las trece millones de segundas dosis) y más de cuarenta millones de dosis aplicadas con 83% de los mayores de 18 años con el esquema iniciado”.

Vizzotti recordó que la situación epidemiológica comienza a mostrar signos constantes de mejora “se llevan trece semanas consecutivas de descenso del número de casos; once semanas de descenso del número de internaciones en terapia intensiva y de muertes y estamos en el número de internaciones en terapia intensiva a niveles de diciembre del año pasado” y que “no hay ningún aglomerado urbano que esté en una situación de alarma”.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorDe verdad, ficción, verosimilitud y otras arbitrariedades
Artículo siguienteCuando el agresor es quien debe cuidarnos