Una vez más la dirigente conservadora, Elisa Carrió, sumó una nueva acusación sin fundamentos. El agravio fue llevado a cabo en el programa que emite el canal antiperonista,TN y que conduce el colaboracionista de la dictadura militar, Joaquín Morales Solá, en el que Carrió vinculó a Aníbal Fernández al delito: “Lo de Aníbal Fernández es como la vuelta de un monstruo alicaído. Él conoce todas las mafias. Yo sostengo que es parte. Siempre van por secuestros, por piratas del asfalto, ambos siendo de los mismos grupos”. La violenta acusación sin pruebas, fue rápidamente respondida por el flamante Ministro de Seguridad de la Nación al responder a la noticia publicada por el portal Perfil, a través de la red social Twitter: “Señora: le juro por Dios que conozco a la mafia de la mesa judicial que usted integraba junto a Pepín Rodríguez Simón y otros, pero nunca formé parte de ella!”

La devolución de gentilezas se basa en las numerosas fotos y lazos que unen a la dirigente del ARI con el prófugo operador judicial, Pepín Rodríguez Simón. De quien se sigue esperando la extradición por parte de la jueza uruguaya dedicada a lavado de dinero.

Una muy afectada (por el nombramiento de Fernández) Carrió, invocó todo su “rosario” de mitomanías y también expresó que “con este ministro de Seguridad, el narcotráfico no se combate en el país. Está ligado al hecho más terrible de la República: el asesinato del fiscal Alberto Nisman. Estamos hablando del Aníbal que iba en contra de la federal desde siempre”, sin caer en cuenta que, el actual Ministro, ostentaba el cargo de Secretario General de la Presidencia, sin manejo de las fuerzas de seguridad federales, al momento de que, el corrupto fiscal, decidiera suicidarse.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorA ver si salimos todos a bailar (con vacunas)
Artículo siguienteATR para recuperar el tiempo de Pandemia