El presidente envió dos proyectos de ley en el día de hoy, el primero en referencia a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo y un segundo a la institución del proyecto de los Mil Días, destinado a reforzar los cuidados y ayuda en los primeros tres años de vida. 

El compromiso asumido en la campaña electoral y en el inicio de las sesiones ordinarias de 2020, logrará que dicha interrupción se lleve a cabo en condiciones sanitarias garantizadas para asegurar la salud y la vida de las personas gestantes preservando sus capacidades reproductivas.  Las 38000 víctimas de abortos mal practicados en condiciones de ilegalidad, es un problema de salud pública que, el Presidente Fernández, decidió tomar como prioridad adoptando los estándares de calidad de los países que hace más tiempo han asegurado ese derecho.

El segundo proyecto busca evitar la malnutrición en los primeros tres años de vida, y reforzar los vínculos tempranos y evitar problemas durante el embarazo. Las políticas no solo abordaran los pagos de asignaciones, sino un paquete integral de medidas que protejan a la primera niñez y a las personas que deciden gestar.

Rodrigo Mas

Comentar con facebooks
Artículo anteriorDía del militante peronista
Artículo siguienteCuarentemas o el hecho creativo nacido de la pandemia