Simultáneamente con el aniversario de los diez años del fallecimiento del ex presidente Kirchner, se cumple también un año de la victoria en primera vuelta y por un amplio margen del Frente de Todos. 

La noche del domingo, en la que el gobierno conservador intentó llevar al máximo la tensión, para poder manipular las cifras que los colocara en un lugar de expectativa en la tapa de los diarios, pero la realidad se entrometió en sus planes de culminar la noche con otra cuota de relato mediático: los más de 8 puntos de diferencia no alcanzaban para determinar que, Mauricio Macri, era el primer presidente que no lograba su reelección. Y de esa manera el binomio Fernández-Fernández alcanzaba la presidencia para el Frente de Todos. 

Trece millones de voluntades torcieron una campaña que contó con un arsenal nunca visto en una elección en el país. Desde la cadena nacional de los 302 medios con los que cotaban los conservadores, pasando por el apoyo de jerarcas continentales de derecha hasta supuestos líderes de opinión regionales. Sin contar con el apoyo y soporte de la Embajada de Estados Unidos que reactivó un “aggiornado” Braden o Perón o con el insólito uso de “supuesta inteligencia artificial, que hizo las delicias de los militantes populares al descubrir mensajes enviados con el apoyo de etnias casi inexistentes en la Argentina o nombres como Levone Smythorsmith, desde cuyo avatar, pedía que “Satisface a Mauricio”, “No te relajes” y “Caricia Significativa proveniente de Hurlingham”. 

Aquel mensaje del colectivo conservador, que expresaba “No vuelven más” esa noche se transformó en un volvimos y dio pie a la réplica del campo popular: “se van”. Los festejos que comenzaron en el bunker de la calle Corrientes, rápidamente tuvieron que dar paso a la presencia en el escenario callejero, ya colmado de militantes y curiosos que querían ver a la fórmula presidencial vencedora. Las palabras del electo presidente demostraban mesura en la victoria: «Sepan que la victoria no es solo nuestra sino de todos porque el Frente de Todos nació para incluir a todos los argentinos». Era la culminación de la frase que acompañó toda la campaña: Es Con Todos.

Esa noche estuvieron presentes todos los armadores del Frente de Todos, allí Fernández los comprometió «Vamos a construir la Argentina igualitaria que soñamos. Ese es el compromiso que asumo y ojalá que quienes sean nuestros opositores en estos cuatro años sean conscientes de lo que nos han dejado y nos ayuden a reconstruir el país de las cenizas».

La acertada estrategia vislumbrada por la vicepresidenta electa, daba la pauta que, una vez más, no se había equivocado en la lectura política del momento que atravesaba el país: Los votos alcanzaban, pero sería imposible gobernar con ella como estandarte a destruir por la oposición. La nominación de Alberto Fernández aplacó las voces díscolas y atrajo al electorado moderado en un país llevado por los conservadores al extremismo. Llegaron uno a uno aquellos que se habían alejado del peronismo y del kirchnerismo. El Frente programático atrajo, incluso, a dirigentes que jamás estuvieron de forma cercana al peronismo.

Este aniversario del triunfo electoral que, para muchos tienen reminiscencias al de 1983 y 2011, se cargó con una épica y una mística que deberá poder sortear la post pandemia y recuperar lo perdido por la sociedad en los años de Cambiemos. El Presidente de la Nación cuenta con un apoyo de la sociedad, mayor al del día de la asunción presidencial. Las medidas tendientes a cuidar la salud pública, la preocupación por el empleo y la cuestión social, lo ranquean alto en la consideración popular, pese a los resultados económicos por efecto de la pandemia. Los resultados conseguidos por el Ministro Guzmán en la renegociación de la deuda con privados y la perspectiva de una buena negociación, tras el paper con la autocrítica del Fondo Monetario Internacional al crédito otorgado al macrismo. Las expectativas de la noche de ese domingo aún están intactas, ahora vendrá el tiempo de hacerlas realidad.

Rodrigo Mas
Editor de Argentina Informada

Comentar con facebooks
Artículo anteriorSegunda ola de COVID-19: Francia cierra por la noche
Artículo siguienteGestos de Amor celebrando una vida de compromiso