“En poco tiempo nuestro país podrá convertirse en uno de los proveedores mundiales de este combustible que va a permitir reducir drásticamente las emisiones de carbono en el mundo” fue la frase con la que Alberto Fernández definió el acuerdo entre nuestro país y la firma australiana Fortescue que invertirá 8400 millones de dólares para la creación de una planta de hidrógeno y un puerto de aguas profundas. Fortescue es la segunda empresa más importante en Australia y cuarta en su rubro a nivel mundial. La primera etapa está planeada en la exportación del producto que surge del aprovechamiento de los fuertes vientos del sur argentino. Las novedades del equipo argentino que participa en Glasgow, Escocia de la cumbre por el cambio climático, no solo se ciñeron a la adherencia de los principios del Acuerdo de París o la presentación, de la novedosa acción, del canje de deuda por bonos verdes, este proyecto de inversión es una muestra cabal que se puede pensar en verde y generar divisas externas en el proceso.

La inversión que fuera anunciada por el ex Capitán del Equipo Nacional de Rugby de la Argentina, Agustín Pichot, quien se desempeña como Gerente General para el Cono Sur de la empresa Fortescue, proyecta la generación de 2.2 millones de toneladas para 2022. El combustible producido en Río Negro, equivaldrá al 10% de lo que genera el gigante industrial europeo, Alemania.  Pichot explicó que “el hidrógeno verde es uno de los combustibles del futuro y llena de orgullo que sea la Argentina uno de los países que esté a la vanguardia de la transición”. 

Dentro de las especificaciones que Pichot expresó a la prensa destacó el uso de “agua de mar desanilizada”. También hizo hincapié en los proyectos a largo plazo que la empresa busca concretar en el país: “en un futuro nos encantaría que Argentina incorpore para su movilidad al hidrógeno, pero esa será otra etapa”.

El Canciller Argentino, Santiago Cafiero indicó desde Glasgow que “necesitamos la triple sostenibilidad ambiental, social y económica y este tipo de proyectos contemplan esas tres condiciones” ya que nuestro país no posee “las mismas capacidades de recursos para financiar la transición”.

La noticia fue duramente criticada por la oposición e incluso, desmentida por los medios hegemónicos de comunicación que, al entrevistar al mismísimo Pichot, intentaron desmerecer la idea y proyecto de invertir en el país, pero se encontraron con un defensor acérrimo de la potencialidad del país y sus habitantes en el ex Capitán del Seleccionado de Rugby. 

Walter Darío Valdéz Lettieri

Puede leer su blog aquí

Comentar con facebooks
Artículo anteriorBava rechazó el pedido de Recusación y se alertó sobre el peligro de fuga de Macri
Artículo siguienteFuerte crecimiento de la inversión en el país