En el encuentro de esta tarde del Barcelona frente al Atlético Madrid, el argentino Lionel Messi alcanzó el gol 700 de su carrera. De esos, 70 los convirtió con la selección argentina (máximo goleador histórico), y 630 con el Barcelona.

El rosarino había regresado de la mejor manera tras la suspensión de la Liga Española de fútbol durante la pandemia y lo hizo convirtiendo goles y asistencias. Sin embargo cuando llegó a los 699 goles, la sequía goleadora apareció. Pasaron dos partidos en donde no sólo no pudo convertir, sino que su equipo perdió la punta del torneo que a falta de 6 fechas, alcanzó el poderoso Real Madrid.

foto: messi.com

El histórico jugador del Barcelona gritó con todo su penal convertido luego de una semana para nada tranquila. Nuevamente se instaló en la prensa la influencia que, el rosarino, tendría sobre la elección de jugadores y técnicos, en especial luego que, en el último partido donde el Celta de Vigo estampó el 2-2 sobre la hora, se divulgaran  imágenes donde, Messi, pareciera ignorar a su DT.

No todo fue emoción para el argentino porque con el empate, llega  a los 70 puntos y, de esa manera, le deja servida la chance al Real Madrid de escaparse solo en la cima con 4 puntos de diferencia si es que consigue una victoria. Por su parte el DT del visitante, sigue si poder cortar una increíble racha de cero victorias en el Camp Nou desde que asumió en el “colchonero”.

Javier Alejandro Colussi

Comentar con facebooks
Artículo anteriorMendoexit o la revolución psiquiátrica de la derecha
Artículo siguienteMontenegro aprobó la unión de parejas del mismo sexo