Con dos millones de infectados, Londres vive el peor momento de la pandemia al alcanzar los 67000 muertos. Desde la NHS (autoridad británica de salud) reconocieron que la nueva cepa se salió de control, por la contagiosidad y con una rapidez del 70% más que la cepa original. El conteo de muertos alcanza los 326 fallecidos en el último día.

Londres cuenta con la vacuna para poder bajar el número de internados que llegan a ser casi 19000 y un 9% necesitan respiración asistida, forzando al límite la capacidad del sistema de salud. Al día de ayer se habían vacunado 350000 personas en la capital británica.

En las últimas horas se vivieron escenas propias de películas de catástrofes, en las que los pobladores huyen de las ciudades, protagonizando éxodos hollywoodenses. Los mismos fueron catalogados por el premier Johnson como “absolutamente irresponsables”.

Desde la oposición le hicieron notar al Primer Ministro que los mensajes de flexibilización y relajación seguidos de cierres estrictos “no puede seguir así” tal las palabras de la vocera del partido laborista, Lisa Nandy.

Varios países europeos anunciaron la suspensión de los vuelos, de y a Inglaterra, por la presencia de la nueva cepa, que podría comprometer los esfuerzos -de cada país- frente a la postura anticuarentena que ha tenido el gobierno inglés y que permitió que, los contagios, estén fuera de control. Holanda, Bélgica (capital administrativa de la Unión Europea), Irlanda, Austria, Italia y hasta Israel cerraron sus fronteras con Gran Bretaña hasta el 31 de Diciembre. Alemania, España y Francia estudian el cierre de fronteras dentro de las próximas 24 horas.

En Argentina no se han conocido novedades de Cancillería al respecto. Para mañana a la mañana se espera la llegada de dos vuelos provenientes de Londres.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorUn millón de años luz de los otros
Artículo siguienteEn este 2020, la estructura previsional alcanzó su nivel más alto en toda la historia argentina